Celaya, Gto. A miércoles 12 de agosto del 2020 (CelayaNews)- El martes, primer día del operativo, cerró con 45 personas que fueron bajadas de los camiones del transporte público y que no portaban cubre bocas.

Así lo informó el director de Movilidad y Transporte, Trinidad Martínez Soto, quien expuso que aunque ha ido en aumento el número de pasajeros que usa el implemento, que se volvió obligatorio para evitar contagios por COVID19, sigue habiendo quienes rechazan hacerlo.

Comentó que en la marcha, detectaron que será necesario hacer cambios aleatorios en los horarios de las revisiones, por lo que ni los puntos de revisión ni los horarios volverán a ser los mismos.

Martínez Soto comentó que “la respuesta ha sido muy buena y la gran mayoría ya usa el cubre bocas”.

Y agregó que la revisión “va ser permanente, la forma o la dinámica de hacer la revisión va a ir cambiando pero la vigilancia va a permanecer”.

ANUNCIO

El funcionario comunicó que se ha registrado una reducción en el número de quejas y casos detectados de choferes que también incumplan con llevar cubre bocas, aunque a la fecha suman ya 42 de ellos que han sido sancionados por omitir el cumplimiento a dicha obligatoriedad.

Los últimos, dijo el Director, fueron detectados la semana ante pasada y corresponden a empleados de las empresas Autobuses Tamayo y STDA, que no se habían revisados.

Profundizó que la sanción, en esos casos, es una suspensión de labores hasta por 20 días, que se califica de acuerdo a la reincidencia, además de que tendrán que presentarse a un taller de concientización que ofrece la dirección que representa.

Agregó que en recientes fechas, también se aplicó la suspensión de labores de 2 camiones correspondientes a la empresa Ómnibus y 2 más de la empresa San Miguel Octopan, que se presume, interrumpieron los procesos de limpieza estipulados por las autoridades para poder circular.